El interés fijo

En general, el interés fijo es una inversión con un bajo riesgo asociado, por lo que la rentabilidad también es menor

¿En qué consiste?

El interés Fijo es una tasa de interés acordada en un contrato que establece la rentabilidad de la operación y no sufre variaciones a lo largo de la operación

Sobre el interés Fijo

El interés de cualquier operación se expresa en porcentaje sobre el capital invertido. Generalmente usamos la Tasa de Interés Anual Equivalente (TAE) para comparar las operaciones.

La rentabilidad de los tipos de interés fijos se basa en los índices de referencia. Son tipos de interés públicos, que se calculan por un órgano independiente y se actualizan regularmente. Estos reflejan el coste de obtener financiación, por ejemplo, cuánto les cuesta a los bancos obtener financiación de otros bancos.

Los intereses Fijos actualmente se encuentran en mínimos, dada la actual coyuntura económica en la que nos encontramos.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies